Mortal Kombat

Después de veintiocho años de diambular por el ascenso, Tigre dio el gran salto y volvió a la máxima categoría del fútbol argentino. Luego de transitar el camino más largo: ganó el Reducido (dejando en la "B" a Tense y Chaca) y venció a Nueva Chicago en la Promoción, por 3-1 en el resultado global.
Pero el plano futbolístico se vio otra vez manchado, y esto ya cansa. Para los que somos fanáticos de un club (no importa cual) nos debería doler y mucho ver las imágenes desatadas esta tarde en Mataderos. Veámos. Los primeros incidentes tuvieron lugar cuando se jugaba el tercer minuto de descuento y Tigre estaba a punto de patear un penal que el árbitro Gustavo Bassi había sancionado a su favor (pudo haber sido el 4-1). Como ya ocurrio varias veces, lejos de aceptar la pérdida de la categoría, los ¿hinchas? de Chicagón invadieron el campo de juego con el objetivo de agredir a los hinchas del equipo de Victoria que en gran masa coparon la popular visitante. En la carrera desvistieron y agredieron a algunos jugadores de su equipo (entre ellos al Mono y Martinez), que en ese momento intentaban escapar de la cancha, previendo lo que iba a ocurrir. En realidad, lo que era ya un hecho. A partir de ese momento, el campo de juego se convirtió en un verdadera batalla campal en el que la Policía poco pudo hacer (y poco quiso hacer) para evitar las agresiones entre ambas parcialidades. Porque algunos hinchas del Torito agredieron con palos, hierros y hasta carteles publicitarios a los hinchas de Tigre que permanecieron en la tribuna visitante y respondieron a la agresión con las mismas armas. Quizás, de no haber alambrado de por medio, esto hubiese sido una carnicería. Pero no fue todo, el escenario se mudo a las afueras. Debido a la paridad de golpes, hubo segunda vuelta (?). Y en la calle, zona liberada muchachos. A los de Tigre los hicieron salir por el lado NO debido y se cruzaron al instante con los de Nueva Chicago que los estaban esperando. Allí, segun testigos se vio lo peor, y un hombre de 41 años perdió la vida producto de un traumatismo de cráneo que sufrió tras recibir un piedrazo en la cabeza, y diversos ataques, que de solo escrbirlo ya me pone la piel de gallina. Además, se registraron 14 heridos (ninguno de gravededad) y más de 70 detenidos. El estadio quedo clausurado. El festejo contenido. Y la euforia desatada. BASTA.

En negrita figura lo que debería haber sido el post en un marco coherente.

Publicadas porGuido a la/s 22:00

9 comentarios:

caballero dijo... 10:32 p. m.  

es una locura loco siempre los mismo, y lo peor es que todos sabemos donde pasan siempre bastaaaaa


pd: me apena que se vaya a la B chicago por la amistad con el rojo, pero no pueden reacccionar así loco

pez dijo... 5:05 a. m.  

Y todos esos van al fútbol a disfrutar de él o es el lugar donde darse de ostias con el primero que encuentren.

leonino dijo... 9:18 a. m.  

que vrguenza que siga pasando esto. Tigre no tiene la culpa del descenso de esos PUTOS DE MIERDA DE LA B

Anónimo dijo... 9:28 a. m.  

QUITA DE PUNTOS YA

FER dijo... 9:31 a. m.  

es una pena que no se pueda hablar del ascenso de tigre en si. Canal que pones, canal que hay incidentes, este ascenso quedo muuuuy manchado, ojala lo hayan podido festejar

leo dijo... 10:26 a. m.  

siempre lo mismo

guido dijo... 10:47 a. m.  

Yo miro una y otra vez las imágenes y no deja de impactarme. Tremendo.

Zahorí dijo... 1:13 p. m.  

Todo mal, viejo... tú sabes, Guido, que lo digo con un resentimiento de primera mano: ¡¡PAREN A ESTOS SUB-NORMALES!!

PINO dijo... 4:27 p. m.  

hya que terminar con estos hijos de puta que matan al fulbo de antes

Publicar un comentario