Con dignidad y sin consuelo

Se jugó, se corrió, se metió, se hizo de todo por ganar. Pero no alcanzó. Y duele, y vaya si duele. Un sabor amargo inunda el cuerpo de cada uno de los argentinos. Porque creíamos estar para más. Estábamos para mucho más, no hay dudas, para campeón como había dicho anteriormente. Pero hay que conformarse con la pasión y la garra que pusieron los muchachos, que en definitiva, no es poco. El consuelo debe ser el peor remedio para la impotencia, no tengo duda.
Es que se empezó ganando con gol de Ayala de cabeza en el arranque del segundo tiempo. Después, Pekerman al sacar a Riquelme, le facilitó la tarea al equipo de Klinsmann para que pudiese llegar al empate por intermedio de Klose de cabeza, a falta de 10 minutos para el final del encuentro.
Después de ese golpe bajo que fue el gol, costo reponerse. Entonces Argentina y Alemania parecieron pactar el empate y la llegada del alargue no se hizo esperar. Ya sin Riquelme, Crespo ni Messi que no ingresó, se afronto a la prórroga. Media hora más de sufrimiento. En el alargue, ambos se esforzaron en no perder, antes que en ganar, aunque como a lo largo de todo el partido, Argentina mereció mejor suerte, esa que también le falto en la definición de los penales. En esa desagradable lotería que nos deja con las manos vacios. Y se fue todo, la ilusión, los sueños, todo quedo en la nada. ¿Cómo no va a dar bronca? Si teníamos uno de los mejores equipos de los últimos 20 años.
Algunos endiosaran al Pato, otros criticarán a Riquelme, otros a Pekerman por sacarlo a Román, va a haber de todo. Por lo pronto, yo prefiero reprimir la bronca de esta triste eliminación, que fue bien digna. No nos defraudaron. Así, se terminó el sueño para nuestra selección, que estuvo muy cerca de la victoria.
¿Qué el fútbol da revancha? Si, pero dentro de cuatro años...una lastima.

En la otra semifinal de hoy, Italia venció 3-0 a Ucrania, con grandes actuaciones de Buffon y Luca Toni.

Publicadas porGuido a la/s 15:21 22 comentarios

Oportunistas

Cada cuatro años en cada Mundial, se observan miles y miles de personas interesadas por el fútbol de repente, como si un bicho les picará produciéndoles un amor fugaz. Demasiado fugaz, como mucho de un mes. Esta posible variación de días esta sujeta al resultado de su selección a lo largo de la competición. Es que desde el chico más jovencito que consume figuritas sin saber ni siquiera el nombre de los jugadores, hasta la madre de familia que odiaba este deporte y lo críticaba día tras día, se sienten los más fanáticos y autorizados para opinar sobre el Sentimiento. Todos, nadie quiere quedar afuera. Y a uno eso le choca, le da cierta bronca. Porque somos conscientes que disfrutamos, sufrimos y hasta lloramos domingo tras domingo con este bello deporte, para que unos intrusos lleguen, y se apoderen de nuestro lugar, creyéndose que lo llevan adentro más, o igual que uno. Mentira.
No son futboleros, estos suelen ver generalmente los partidos para no perderse bajo ningún pretexto el espectáculo de los medios de comunicación. Las grandes finales, los partidos importantes, los más explosivos, los que enfrentan a dos países que se detestan y como bien dijimos, básicamente a los de su amada selección.
Todo esto para poder ir a continuación a la oficina o a cualquier reunión a dársela de entendido. Este tipo de oportunistas, se dedican a vivir al máximo los partidos, gritan, cantan y hasta deliran al compas del fútbol, aferrados eso sí, a sus momentáneas cábalas. Se topan con los encuentros por casualidad, los ven cinco minutos, y cambian una y otra vez, simplemente porque el fútbol no es su especialidad, no es de su agrado habitual. Como notan que van con bastante retraso sobre los compañeros asiduos, saltan sobre el sillón, pone cara de no querer saber lo que viene a continuación tapándose el rostro con las manos, como si la tensión fuera demasiado fuerte, se muerden las uñas, gritan como desaforados/as lo que cree que dicen los entendidos ¡Gol! ¡Gol!. Ya han tenido su dosis de hincha por cuatro años. En definitiva, no son más que fantasmas que se acercan cada vez que se inaugura un Mundial y se alejan cuando este finaliza. Si tan solo supieran que la pasión no se detiene nunca para nosotros y uno debe seguir sufriendo de por vida. Pero da igual, hoy todos estamos unidos con un solo objetivo, el de ver ganar a la selección, que importa la pasión que tenga cada uno, corre por nuestra propia cuenta...!Vamos Argentina!

La foto de "El hincha" no es nadie en especial, creo que es el fiel reflejo de la persona que describo, quizás, me equivoque.

Publicadas porGuido a la/s 01:36 18 comentarios

Una nueva decepción

Después que pasaran las aguas turbias que se llevaron consigo una nueva decepción de España, me pregunto ¿Por qué siempre aparentan ser más de lo que en realidad son?, quizás porque después de ganar un partido, todos le ponemos el mote de candidato. O simplemente por la rica liga que tienen que nos deslumbra domingo tras domingo. Aunque es cierto, que la mayoría de los jugadores que se destacan en la liga española son extranjeros. Esta nueva tristeza para el pueblo español les debe dejar una sensación compartida, el desencanto de un final inesperado por un lado y el comienzo de una nueva generación por el otro(con los Cesc Fabregas, los Ramos, los Torres , los Iniesta...). Aunque nada de esto hoy importe, quizás si, el día de mañana.
El otro día cuando se veía a los jugadores españoles inmensos en el llanto, seguro que hasta el más insensible , algo le llegó. Es que antes que nada, son chicos en su mayoría, chicos que sueñan a lo grande. Con la ropa del seleccionado, estos monstruos se convierten en hombres como lo todos los demás. Nos hacen vivir su alegría, sus lagrimas. Responsables. Doloridos. Inconsolables.
Nos gustaría entonces volver atrás en el tiempo, solo un instante, antes de que Pablo la peinara la pelota para que llegase Vieria o porque no, que el arbitro no cobrase la inexistente falta de Puyol a Henry. Y ahí, que ellos les señalaran a sus compañeros de equipo, que empujen la pelota, que la saquen del área con fuerza, con...

Se les quiere decir de todo. Pero no hay nada que decir, solo aguantar esta desesperación no siempre silenciosa, siempre penosa.

Es que la derrota siempr duele, y más cuando es reiterada Mundial tras Mundial. Porque desde el Mundial del 94 (por poner una fecha de inauguración de la esperanza) hasta hoy, los españoles veían a su equipo que estaba para mucho más. Pero ellos, los jugadores, no estuvieron a la altura de las circunstancias, o no los dejaron estar (caso Tassoti 94 y Corea en la gran estafa del 2002), pero que más da, siempre lo mismo, será actitud, será...¿Qué será?

Publicadas porGuido a la/s 14:06 20 comentarios

Renace la ilusión

Cuando uno tiene la impresión de haber estado a dos pasos de la felicidad , que los magos del fútbol se juntan (y no son tantos) para hacer que la pelota, la dichosa pelota, pase a un pelo del arco que era ése el gol que había que marcar, entonces la desesperación le invade a uno y ya no se puede reprimir las lagrimas.
Hoy cuatro años después de aquella dolorosa derrota en manos de Suecia, nos encontramos instalados, de cierto modo, en el año 2006. En el entusiasmo, en el juego de la improvisación, los gestos se empiezan a convertir en símbolos: porque es un momento en que el jugador, hombre mortal y ser humano a pesar de todo, debe tocar el cielo.
Entonces, su corazón se embala, aunque tenga las piernas cansadas, incluso si esta agotado, muerto, o hecho polvo. De repente, renace casualmente cada Mundial. La victoria esta ahí, cerca. Al alcance de los pies, de la cabeza y de las manos cuando la pelota, catapultada o rodando suavemente al fondo de la red, nos ilumina una cifra en el marcador a favor de nuestro país. Es el momento cumbre, por el que se entiende que el fútbol desencadena tanta felicidad o frustración, por el gol, ese canto a la vida que esperemos que se de este viernes. Parémonos un instante sobre las imágenes que hablan de emoción compartida: de jugador a jugador, de jugadores a los hinchas, de los hinchas a los jugadores. No se olviden de el: tierno o feroz, descontento o eufórico, el hincha siempre está, sin importarle el resultado, el tiene la última palabra. Al fin y al cabo, todo esto se organiza o se imagina para el. Está en el corazón de los debates y de la acción.
Tienen que darle espectáculo por el incomparable valor de su pasión. Porque hay alegría. En las cabezas y en los corazones, en las calles, en los coches, en las radios. Se siente, se respira. Ya que la ansiada victoria esta allí, bella, infinitamente bella, embriagadora. ¿Quien no aspira a la felicidad, de sostener de vuelta el famoso, preciado, eternamente preciado, trofeo?.
De este sueño a la realidad nos separan tan solo 3 pasos, mejor dicho, tres partidos, en los cuales hay que dejar la vida, para alegría del pueblo argentino...!Vamos Argentina!

Ustedes podrán ver la tabla de posiciones de El Gran Seleccionador haciendo click
aca

Publicadas porGuido a la/s 21:22 25 comentarios

Revolución Francesa

Se terminó de mala manera el entusiasta comienzo español. Hoy se encontró con un partido de sumo riesgo, no hizo pie en ningún momento y apareció la España de toda la vida, la que aparenta ser más de lo que la realidad termina mostrando. Víctima de su fatídica historia en los mundiales e incapaz de combatir con seleccionados de mayor jerarquía, en este caso, Francia. Le faltó fútbol y jugadores aptos (llamenlo de basta experiencia) en un partido que fue demasiado exigente para los dirigidos por Luis, más de lo que se esperaban quizás.
Es que una Francia hasta ahora desconocida, mostró lo mejor de sí y fue letal a la hora de atacar. Los blues ganaron tan justamente que incluso se dieron el lujo de rematar la victoria con un gol de Zidane en el último minuto. Un nueva genialidad, una de las últimas que Zizou dejará para el eterno recuerdo de los amantes del fútbol.
Francia salió a jugarle a la atrevida España con cinco volantes y un solo delantero neto. A pesar de las críticas que había recibido Domenech, este, se salió con las suyas y jugó con un solo punta. La propuesta francesa exigía una respuesta de los laterales Pernia y Ramos, y más participación de Raúl para contrarrestar la inferioridad numérica en la mitad de la cancha. Le costaba al conjunto español ir a por el partido, algo que aun no le había sucedido a lo largo de la competición. Jugaban demasiado retrasados los volantes de creación, y Xabi Alonso (que no es un Senna ni un Albelda) no podía conectar en largo ni en corto con los puntas, Villa y Torres. Así que España se limitaba a tocar de forma intrascendente en la línea de medios para comodidad del equipo Frances.
A falta de emociones, el partido se abrió de forma inesperada cuando Thuram le cometió un sonso penal al atlético Pablo y el árbitro no dudo en cobrarlo. Villa desde los 12 pasos remató contra el palo marcando el 1-0. Francia pasaba a tener que tomar la iniciativa, algo que hasta este partido, le había costaba demasiado. Para esa tarea acudió ,Vieira (tal como con Togo), que apareció dos veces en la zona de Zidane y, después de errar un gol increible (después que tampoco pudiese marcar Ribery), le puso un pase genial al jugador del O.Marsella cuando la defensa española achicaba al mejor estilo Ghana contra Brasil.
Y fue letal Ribéry (como no lo fue con Togo), que dejó tirado a Casillas, para definir al arco vacío sin que Puyol y Pernía llegasen a tiempo. El gol fue un envión anímico para los franceses, que desde el arranque del segundo tiempo estuvieron más rápidos de lo que se suponía, sin pesarles para nada los años, que a priori parecían ser un detonante. Fuertes físicamente y con un sistema de volantes muy ordenados, se desplegaban con contragolpes, comandados por Ribery y Sagnol en la banda derecha, ambos de gran Mundial.
A la france parecía no importarle lo que hiciese España en la cancha. Muy bien parada, empezaba a atacar con Ribéry y Zidane y se defendía de manera ferrea y segura. El que debía proponer era España, tenía todo el peso por ser quizás, sobrevaluada por la prensa en los últimos días, en realidad, en los últimos años, o porque no, toda la vida. Aunque Joaquín abría la cancha y obligaba al rival a retrasarse en la cancha (algo que Thuram y Gallas están acostumbrados), la furia no encontraba la manera de meterse en el área rival, y eso, preocupaba mucho a su parcialidad.
La gran falla de España fue la incapacidad de imponer su estilo que venía demostrando ante un conjunto maduro y basto de experiencia como lo es Francia y no lo eran ni Ucrania, Arabia y Túnez. El partido parecía encaminarse al alargue, hasta que la Furia pagó muy caro una jugada de pelota parada (no tan habituales en el Mundial), después de una supuesta falta de Puyol a Henry (yo no la ví), en la que el barcelonista fue amonestado. Zidane acarició, Pablo peinó, y Vieira decretó el 2-1. La decepción española era todo un hecho, una vez más se quedaban con las manos vacías, la impotencia se hacia presente en el estadio. Y más, cuando Zidane dejó tirado a Puyol, demostrando que todavía le queda cuerda para rato y cerró el partido, 3 a 1. Francia sigue en la Copa del Mundo porque leyó el partido en una versión más práctica. Mientras España regresa hoy después de haber generado ilusión, pero como siempre, desmintiéndola en un abrir y cerrar de ojos.

Mención de honor para Sergio que me aconsejó el título del post.


Ustedes podrán ver la tabla actualizada de El Gran Seleccionador haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 22:57 34 comentarios

Jerarquía personal

Todos esperábamos mucho más de este Brasil repleto de figuras, de jugadores que deslumbran en las grande ligas. Su paso por la primera fase había dejado insatisfacción.
Brasil siempre es favorito, se enfrente a quien se enfrente; solamente por su historia. Y enfrente estaba, Ghana, con bastante técnica y velocidad, aunque a priori inferiores.
Cuando parecía que Ronaldinho se iba a encargar de llevar a Brasil a un triunfo tranquilo, apareció otro que también fue balón de oro, Ronaldo. Y gol, 1 a 0. A los cuatro minutos, esa misma gambeta que tantas veces vimos. Esta vez aprovechándose de un suicidio de la defensa africana que tiró el fuera de juego mal y convirtió a Ronaldo en el máximo goleador de la historia de los Mundiales.
Pudo marcar enseguida el segundo Brasil, pero Adriano, que estaba sólo, terminó tirándose aparatosamente al piso sin que el árbitro, Lubos Michel, se lo creyera y marcase penal.
La reacción de Ghana, fue tremenda y a pura garra el seleccionado de Ratomir Dujkovic, apretó los dientes y buscó el gol confiado en su capacidad física. Y tuvo un montón de oportunidades, algunas claras, sobre todo Amoah, que lo intentó cada vez que pisó el área de Dida.
Ghana empujaba y la defensa de Brasil tenía que trabajar a más no poder para detener a los potentes ghaneses. Al final del primer tiempo, Ghana merecía el empate por lo hecho a lo largo de los 45 minutos, y tuvo dos grandes ocasiones con un cabezazo de Gyan que cayó en la manos de Dida y una falta cerca del borde del área que Appiah mandó por encima del travesaño. Daba gusto ver al equipo africano tocar la pelota, animándose a Brasil, jugándole de igual a igual, eso si, algo arriesgado. Pero como dicen, el que no arriesga, no gana. Tanto fue, y peco de su ineficacia ante al arco de Dida, que lo pagó muy caro, demasiado. Ghana había rematado hasta diez veces al arco, y en el segundo tiro al arco de Brasil, gol de Adriano. Una jugada vertiginosa (de contragolpe) de la delantera brasileña que agarró a contrapié a la defensa africana en un indiscutible fuera de juego, que el juez de línea no quiso ver. Como a lo largo de todo el partido, donde los tres encargados de imponer ordén, inclinaron la cancha para los brasileños.
Pero Ghana no se creía muerto, y si iba a caer, por lo menos lo haría con la suya. En su intento, no daba el partido por terminado, parecía no importarle los goles que Brasil pudiera marcarle de contra, decidió asumir riesgos y mirar hacia el arco de enfrente, algo poco común en el fútbol moderno. Destacable actitud.
Los jugadores de Dujkovic estaban realizando un enorme despliegue físico y llegaban con relativa facilidad hasta el área de Dida, pero pecaban una y otra vez de falta de puntería. Brasil aprovechaba las contras y tenía las suyas, eso si, eran excasas. Ghana seguía rematando desde donde ponía, la mayoría desviados , otros, atajados por un Dida que estuvo muy seguro durante toda la tarde. Assamoah Gyan, el jugador más peligroso de Ghana, de tanto buscar y buscar, lo único que consiguió fue la expulsión tras simular un penal. Con uno menos, y el esperado peso del cansancio sobre el cuerpo, los últimos minutos fueron un verdadero sufrimiento para Ghana. Marcó el tercero Ze Roberto, un gol similar a los dos anteriores; pelota al vacío, espacio libre, y sencillo mano a mano. 3 a 0 y partido más que definido.
Queda claro que los goles se hacen, por eso Brasil se impuso merecidamente, aunque es cierto, poca recompensa para tanto esfuerzo de Ghana. Veremos como responden cuando tengan un rival de real peso enfrente...

Publicadas porGuido a la/s 14:36 12 comentarios

La lotería decidió por la falta de fútbol

Suiza y Ucrania fueron incapaces de generar fútbol durante 120 minutos y se lo jugaron todo en la primera tanda de penales de este Mundial. Desde los 12 pasos, los más acertados fueron los ucranianos, sobre todo el gran ídolo de la noche, Shovkovskyi. Luego de que marcará el primero de la instancia Ucrania, se rompió la moral de Suiza y contagió a sus próximos ejecutantes, a esa altura la lotería ya estaba inclinada para los de amarillo.
El fútbol que se está viendo en los octavos de final no es para nada bueno y está traicionando todo lo bueno que se vio en la primera fase. Es la hora del temor y el miedo a perder está anulando de modo muy notorio las ideas. La tensión es una marca registrada en los partidos, y termina con el buen juego e iguala a las selecciones. Los poderosos no lo parecen tanto y los pequeños se animan, se ilusionan y crecen. No se ven inferiores y se creen con el derecho de dar la sorpresa. Por eso, selecciones como Suiza y Ucrania, que no pasan de ser selecciones de un nivel medio, podían haber dado un buen espectáculo tal cual se esperaba, pero nada de eso paso.
Suiza, llegaba con un presente aceptable, con un buen nivel técnico. Ucrania vive de Shevchenko y del físico de mucho de sus jugadores. Es un combinado incómodo, aunque cuando enfrentó a un rival de peso como España, salieron al aire todas las miserias de los ucranianos.
A priori era la técnica suiza contra el físico ucraniano. El que fuera capaz de imponer su estilo se enfrentaría a Italia en cuartos de final. Suiza lo consiguió durante buena parte del primer tiempo, el resto fueron puras imprecisiones de ambos combinados, Lo único destacable de la primera mitad fueron dos tiro libres que terminaron en el travesaño, una por bando
El segundo tiempo fue igual, dominio infructuoso de Suiza, demasiadas imprecisiones y pocos riesgos. En estas eliminatorias a partido único, los equipos que se clasifican son los que más aciertan en ataque, pero también los que menos se equivocan en defensa y eso es algo que suizos y ucranianos tuvieron muy claro, para desgracia del espectáculo. La incertidumbre era lo único que ayudaba a mantener la atención del que ha sido uno de los peores partidos de la competición.
La incapacidad de las dos selecciones las llevo al tiempo suplementario. La prórroga, fue más de lo mismo, aunque un poquito mejor Suiza, nada de nada. Las pocas ocasiones que se vieron nacieron más del cansancio de los futbolistas que de su talento.
Por fin se terminaba el sufrimiento, se venían los penales y a los dos equipos les encantaba la idea desde el arranque del partido mismo. Como todos sabemos acá siempre gana el que más acierta y esta vez los más finos fueron los ucranianos, sobre todo su arquero Shovkovskyi, que detuvo dos lanzamientos y convirtió en una anécdota el horror de Shevchenko. Los suizos sin embargo, erraron los tres que patearon, y se despiden de la Copa del Mundo, esta vez, la loteria de los penales decidieron por el fútbol.

Ustedes podrán ver todas las estadísticas de El Gran Seleccionador haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 19:32 22 comentarios

Pasó envuelto en polémica

Como había denominado a esta selección anteriormente, que gana con oficio, a lo Italia y hasta por historia, hoy me siento obligado a cambiar el estilo del título por el penal mal sancionado en el último minuto, aunque la explicación pase por el mismo camino ya pautado en post anteriores. Aunque muchos crean en el factor suerte, yo no lo veo para nada así, lo de Italia ya es cosa seria y debería ser alagado y no machacado constantemente. La selección "azzurra", como es habitual, consiguió una victoria poco brillante, aunque los australianos en ningún momento dieron la imagen de ir a por un partido que tenían a su alcance tras la expulsión de Matterazzi a los 5 minutos del segundo tiempo. Italia aportó lo de siempre, fuerza, concentración, táctica y mucho orden básicamente.
El comienzo del encuentro fue prometedor para aquellos que apoyan siempre al equipo menos poderoso. Australia estaba certificando las buenas impresiones que había dejado en la fase previa. Tenía enfrente a uno de los grandes candidatos.
El partido comenzaba dominado por el sistema táctico que Lippi había planteado. Sin jugar por las bandas y en la que la verticalidad no es síntoma de juego ofensivo, sino de falta de un jugador creativo, como lo era a priori Totti. Italia disfrutaba , de a ratos, de algúna que otra ocasión. Entre las que tuvo en el primer tiempo, las más claras fueron dos remates, uno de Gilardino y el otro de Toni, que ambos fueron desviados por Schwarzer al tiro de esquina. Australia no creó chances concretas en la primera mitad. El partido se dormía, y eso jugaba a favor de Italia.
En el comienzo del segundo tiempo la ilusión de Australia se hacia de a poco realidad. Matterazzi, que días antes anotó un gol ante Rep.Checa hoy se reafirmaba como un jugador violento, cortó de forma dura una subida de Bresciano (no se si era para roja), que se metía al área. El español Medina Cantalejo, no dudo y le mostró la roja . El cielo se abría para los australianos, aunque su mayor virtud no sea atacar y la de italianos si lo sea defenderse.
A pesar de la superioridad numérica, a los australianos no les resultaba sencillo inquietar a la defensa, comandada ahora por Cannavaro y Barzagli, dos verdaderas murallas.
En cada una de sus escasas aproximaciones al área rival, Del Piero y compañía daban la impresión de poder hacer más peligro que los once australianos a la vez. Es más, tras media hora de la segunda parte los australianos no habían conseguido crear una ocasión clara. El peso de las camisetas se hacia notoria. Es más, unos minutos después, Lippi mando a Totti y el equipo se adelantó unos metros. Aunque la valentía no daba para tanto y el sustituido era Del Piero.
Guus Hiddink metió a Aloisi (un poco tarde quizás) y los últimos diez minutos fueron de empuje australiano, aunque sin muchas ideas. Y se acercaba el final y en el ambiente se veía que si había un gol, era italiano. No llegaba, pero sólo porque Iaquinta erraba otra clarísima oportunidad dentro del área. El partido terminaba llamativamente con Australia encerrada en su campo.
Italia es cosa seria, hay que destacarlo. En el último minuto, Grosso gambetea en el área a dos rivales, y el segundo le comete penal, aunque el jugador del Palermo se tira a la pileta de manera descarada, o como algunos llaman, viveza pura. Medina Cantalejo lo señala inmediatamente. Discutible, pero ya estaba decretado. Totti marca con una seguridad envidiable. Y no había tiempo para más, solo para el lamento australiano. De nuevo Italia da una clase de fútbol práctico, y aunque a muchos no les guste, ya están en cuartos de final. Como no podía ser de otra manera en este año 2006, tras los escandalos en el Calcio, pasó de ronda envuelto en polémica.

Ustedes podrán seguir todas las estadísticas de El Gran Seleccionador haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 14:32 20 comentarios

La batalla de Nuremberg

Portugal se clasificó para cuartos de final del Mundial-2006 de fútbol al derrotar este domingo en Nuremberg por 1-0 a Holanda, en un partido de extrema dureza, en el que hubo cuatro tarjetas rojas y 16 amarillas, récord absoluto en la historia de los Mundiales.
En los primeros minutos, el juego no era especialmente bueno. Los equipos se tanteaban y, aunque la posesión fuera para Portugal, Holanda daba mayor sensación de peligro. Lo cierto es que nadie merecía el gol, pero fue Portugal quién tuvo la fortuna de conseguirlo, gracias a un rechace en el área que Maniche capitalizó, y tras gambetear a dos rivales, convirtió en gol , era el 1-0. Tras la emoción, la calma. Holanda no sabía o no podía, pero el caso es que Portugal disfrutaba de su ventaja sin sobresaltos. Los lusitanos trataban de dormir el partido, y a los tulipanes les iban entrando los nervios, y llegan las fuertes infracciones. Una entrada de Boulanhrouz deja fuera del partido a Cristiano Ronaldo. El joven maravilla del Manchester se fue de la cancha con lágrimas en los ojos. Una muestra de su juventud.
El juego a partir de ese momento se endureció, primero una entrada a destiempo de Costinha, luego una patada a Robben en el pecho (que además era penal clarísimo). El arbitro se mostraba permisivo en exceso y comenzaba a tomar protagonismo, algo que preocupaba.
El comienzo de la segunda parte fue electrizante, se jugó a ganar o morir. Holanda era una avalancha que no paraba de buscar el arco portugues, mientras que su rival se defendía y salía rápidamente de contra. El partido, de no haber existido acciones como el cabezazo de Figo a Van Bommel (debió ser expulsado), era inigualable.
Los primeros quince minutos fueron de un ritmo infernal, y la valentía de Portugal, con uno menos, hacía que los holandeses pensarán dos veces irse al ataque despreocupadamente. Por dos veces, primero Maniche y luego Simao, los portugueses estuvieron cerca del gol. Y entonces predomino de nuevo la violencia, y de que manera. Boulanhrouz (algo alterado esta noche) recibió la segunda amarilla por un codazo a Figo (quien exageró de gran modo). Las fuerzas se igualaban de nuevo, y el partido era emocionante. Se llegaba de un área a otra a una velocidad que asustaba, pero los jugadores parecían empeñados en estropear la noche. Los ánimos estaban caldeados, y una pelota que los holandeses no devolvieron tras un pique neutral terminó en una salvaje entrada de Deco. Amarilla que debió ser roja y prisión. Pocos minutos después Deco, que ya estaba fuera de si, volvió a intervenir equivocadamente y fue expulsado. Portugal con nueve.
El partido no era un ejemplo de deportividad, ni mucho menos, pero resultaba apasionante. De nuevo con uno más y dieciséis minutos (seis de descuento) por delante, Holanda se iba al ataque desesperadamente. Portugal hacia lo que podía y aún le daba algún susto a Van der Sar. Cuando quedaba un minuto para el final el partido prácticamente estaba resuelto, pero quedaba tiempo para algo más. Van Bronckhorst le comete una infracción a Tiago y ve la segunda amarilla. Ya no quedaba tiempo para nada. Portugal se clasificó , pero lo que quedará para el recuerdo son las 16 tarjetas amarillas y 4 rojas que fueron mostradas por un árbitro, Valentin Ivanov, en lo que fue la batalla de Nuremberg.

Publicadas porGuido a la/s 22:37 22 comentarios

Inglaterra pasó la linea del Ecuador

Una Inglaterra instalada en la duda de su pobre juego la salvo individualidades puntuales
Un exquisito gol de Beckham de tiro libre le dio a Inglaterra la gloria de los cuartos de final. Ya no será tan recordado en un Mundial sólo por su agresión a Simeone en el 98, ni por el penal a la Argentina en 2002. Su tanto, a los 60 minutos, certificó el triunfo inglés, construido a partir de la furia que le pone Rooney, que solito el se las arreglo para complicar a la defensa tricolor. Pero lo cierto es que se vio una cara muy pobre de los ingleses, aunque en ningún momento corrieron riesgo de eliminación.
El primer tiempo, fue un fraude futbolístico que alcanzó cosas insospechadas. Inglaterra mereció la derrota más que nada por jugar a eso, a nada. Los europeos estuvieron lentos, duros, afortunados y con Rooney como único delantero, algo que sorprendió. Sin noticias en mitad de cancha y mal Terry y Ferdinand.
Ecuador lo aprovechó para cumplir 45 minutos como si estuviera en las alturas de Quito. Y no se adelantó porque entre Tenorio y el travesaño se cruzó Ashley Cole. Fue a los 10 minutos. El infortunio ecuatoriano sonó a eso, a que quien perdona....
En la reanudación, se afirmo que Inglaterra, al menos, oficio tiene para superar a una selección esforzada como la Tricolor.
El gol parecia llegar de pelota parada, y llegó. Beckham, que a los 35 minutos casi marca un gol, acertó a la hora de partido. Los ingleses se lo estaban trabajando, metro a metro y con una estampa digna de verse: Rooney empujando y tirando en el área a dos firmes centrales.
El gol le sacó presión a Inglaterra, que manejó el resultado sin rubor, y Ecuador sólo reaccionó en los minutos finales por la heroica. Ecuador ya no está e Inglaterra sigue su camino. Su juego no es de altura pero le ha dado para llegar a los cuartos de final. Como había dicho ya, a los ingleses no les sobra nada, pero en el transcurso del partido parecen no correr riesgo nunca de ser derrotados, como si ya supieran que lo ganan, son muy inteligentes. En este Mundial todos los campeones del mundo siguen vivos.

Ustedes podrán ver que posición ocupan en El Gran Seleccionador haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 14:53 13 comentarios

Primero hay que saber sufrir...

Primera prorroga del Mundial, donde se vio un grandioso gol de Maxi Rodriguez, en un partido con más emoción que fútbol.
Hoy empezaban los octavos de final. Como se venía diciendo, hoy empezaba el verdadero Mundial. Tras el primer partido del día en que Alemania pasó por encima de Suecia, los anfitriones esperaban rival para la eliminatoria de cuartos de final. Argentina o México.
Seguramente la totalidad de los alemanes preferirían que el rival fuese México. Argentina en la primera fase dejó una grandísima imagen sobre todo por la goleada a Serbia, y hoy debía demostrarlo.
Pero de arranque nomás México salió a complacer a sus aficionados. Márquez a los 5 minutos tras una tiro libre ejecutado por Pavel Pardo adelantaba a los aztecas para sorpresa general. Salía con todo y se imponía en el marcador. Pero Argentina reaccionó como sólo las selecciones de gran poderío saben hacerlo. En un corner realizado por Riquelme entre Crespo y el delantero mexicano Jared Borgetti pusieron el empate a los 10 minutos. Tremendo comienzo de partido. Nos volvía el alma al cuerpo.
El partido era emocionante y con mucho ritmo. Pero el único que aparecía en la nacional era Cambiasso, que haciendo de Riquelme metió dos geniales pases interiores a Crespo que falló en la definición. Rápidamente Borgetti sacó un gran remate que hizo intervenir a Abbondanzieri demostrando que México estaba en este partido por méritos propios y que iba a dar pelea. Argentina se había encontrado un duro rival que nadie esperaba antes del partido. De momento México era muy superior.
Argentina necesitaba algo más. Tenía que poner toda la carne en el asador. México tras el descanso salió más temerosa y los de José empezaban a apretar y a crear ocasiones de peligro. Fue el inicio de la segunda parte cuando por primera vez en todo el partido Argentina se sintió superior, y así se fue afirmando. Saviola pudo marcar en un mano a mano que resolvió el portero Oswaldo Sánchez. México ya no salía como en la primera parte, encerrados en su campo regalaban una y otra vez la pelota. Pasaban los minutos y los mejicanos buscaba cada vez más la prorroga.
El encuentro había cambiado. Se había pasado de una entretenida primera parte con juego y ocasiones a una segunda con más emoción por el resultado incierto que por el fútbol desplegado. Pekerman metió a Aimar y Tévez. Y a los 84 minutos, mando a la cancha a Messi. Poco más de 5 minutos para que la pulga evite la prorroga. Y pudo hacerlo pero le anularon un gol de manera injusta por fuera de juego. Primera prorroga del Mundial. Más emoción, más fútbol, una incertidumbre de aquellas se generaba.
El comienzo de los dos tiempos suplementarios no cambió nada. Pero apareció una vez más Maxi Rodriguez en una jugada aislada. Controló la pelota con el pecho y sin dejarla caer de volea y fuera del área marcó un gol de novela. Apareció en el mejor momento para desatar la alegría de un pueblo que más que nunca lo necesitaba, Grande Maxi. México no supo responder ante tal baldazo de agua fria. En la segunda parte de la prorroga no se sufrió y los aztecas aunque pusieron corazón no encontraron el gol que llevara el partido a los penales. Fue victoria de nuestra Argentina.
Primero hay que saber sufrir, en esta caso, para poder partir hacia otra ciudad, donde ahora habrá que enfrentar a Alemania en cuartos. Partidazo asegurado contra uno de los candidatos y el local de esta competición, Alemania...no te tenemos miedo...

Ustedes podrán ver la tabla de posiciones actualizada del Gran Seleccionador haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 22:55 11 comentarios

Volver a ver jugar a Zidane no tiene precio

Francia será el rival de España en octavos de final. Después de un agónica primera parte en la que los de Domenech sufrieron para vencer a una trabajada selección togolesa que se aferraba a la idea de despedirse de su primer mundial con al menos un punto.
Francia iba una y otra vez, pero estaba con un ojo puesto en el partido y el otro en Hannover, donde jugaban Suiza y Corea. Los galos afrontaban este partido vital que podía ser el de la clasificación para octavos de final o el del adiós de una generación que dio al fútbol francés grandes logros deportivos.
Que pasaría por la cabeza de Zidane. En la primera parte, me retiro. En la segunda, sigo jugando. Y eso paso, y la pelota se lo agradece. Volver a ver jugar a Zidane no tiene precio, aunque su nivel no sea el de antes, como todos sabemos.
Agónico, ese es el calificativo que mejor describe la presión ejercida que no daba resultado en el primer tiempo. No quedaba otra. Había que jugársela. Había que ganar o ganar.
Domenech optó por colocar a la dupla de volantes de recuperación Makelele-Vieira (la figura) en el centro del campo, Ribery por la derecha, Malouda por la izquierda, y en la delantera Thierry Henry acompañado por David Trezeguet. Al fin se decidía a jugar con dos delanteros. Y funcionó. Francia dominó el encuentro de principio a fin. Jugó con mucha velocidad. Abriendo la cancha, buscando espacios. Ribery convirtió la banda derecha en una auténtica pesadilla para la defensa togolesa.
En la primera mitad Agassa, el arquero de Togo, había tenido que emplearse a fondo en casi las 14 claras ocasiones en las que o Trezeguet, Henry o Ribery podían haber marcado.
Pero tuvieron que pasar 52 minutos para que Francia consiguiera su objetivo: abrir el marcador. Patrick Vieira, de media vuelta, aprovechando un pase excelente de Ribery, puso la pelota allá donde Agassa no pudo llegar, 1-0. Volvía la tranquilidad. Y pareció que sólo fue cuestión de tiempo, porque seis minutos después llegaba el segundo, de Henry, que ponía el punto y final a la intensidad francesa.
Ahora viene la celebración, sabiendo, eso sí, que España ya la espera el próximo martes , en lo que será la cita más importante de esa instancia.

Ustedes podrán ver la tabla de El Gran Seleccionador actualizada, haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 21:31 15 comentarios

Un trámite

España jugó con un exceso de relajación, sin tensión y completó su partido con peor juego de esta primera fase. Sólo Joaquín ofreció un nivel de juego aceptable, postulándose como primera carta de recambio en caso de que las cosas no vayan bien en octavos.
Los objetivos para esta primera fase ya estaban cumplidos, y de sobra. La clasificación se había conseguido con tranquilidad y con ráfagas de buen juego, recuperando la ilusión de una afición desencantada y que ahora vibra y disfruta al ritmo de los dirigidos por Luis Aragonés. Por eso, no conviene juzgar a España por lo visto contra Arabia Saudí, uno de los peores equipos técnicamente del Mundial. Fue un encuentro vivido sin ninguna emoción, en el que no había en juego más que el orgullo. Demasiada relajación para esperar un espectáculo de los españoles del nivel de los vistos contra Ucrania y Túnez.
Hasta Luis se permitió el lujo de cambiar la alineación completa y darle la oportunidad de jugar de un Mundial a todos sus jugadores, salvo a Reina.
Con tantas modificaciones, el juego de la furia también dio un giro por completo y resultó menos atractivo que en las dos fechas anteriores. Algo que se esperaba.
En las pocas ocasiones en las que España se decidió a combinar y a tocar se vio a los jugadores de asiáticos abrumados y sin ideas. Sin embargo, la mayoría de las jugadas con peligro de España nacieron de acciones individuales y, ahí, Joaquín sobresalió más que nadie.
El jugador del Betis completó un muy buen partido, abriendo la cancha, encarando y hasta probando al arco más de una vez.
La única vibración de la tarde se produjo cuando Juanito, tuvo la oportunidad de lucirse en ataque. Una tiro libre pateado por Reyes fue impactado de gran manera por el defensor central para marcar el único gol del encuentro.
España llega a los octavos de final con puntaje perfecto, y espera al segundo del Grupo G, que saldrá de Francia, Suiza o Corea del Sur.
En el otro partido por este grupo, Ucrania venció 1-0 con un gol de penal de Shevchenko a Túnez, y se clasificó a los octavos de final.

Publicadas porGuido a la/s 13:46 9 comentarios

Pasó de todo

Harry Kewell le dio la clasificación a su selección en un partido lleno de ritmo y que pudo ganar cualquiera de los dos, aunque el empate final hace justicia.
Croatas y australianos se enfrentaron en uno de los encuentros que cerró el grupo F, y fue un partido a todo o nada, como se esperaba. Porque si la lógica (un factor poco fiable hablando de fútbol) se imponía, Brasil vencería a Japón, dejando como candidatos para la segunda plaza a los equipos que se enfrentaban en Stuttgart. Australia, era la que mejor lo tenía. Su victoria ante Japón hacía que el empate les valiera para alcanzar la segunda fase. Los croatas no podían hacer otra cosa que ir a por el partido.
Y así fue. A los dos minutos de juego Croacia se adelantaba en el marcador mediante un tiro libre ejecutado por Darijo Srna (1-0), que se resarcía del penal errado frente a Japón, en el partido anterior. Parecía que el arranque de Croacia iba a ser demoledor, pero los australianos no se vinieron abajo, y tan sólo cuatro minutos después del gol, forzaron un penal en el área croata que el arbitro inglés Gram Poll no vio o no quiso ver (sumados a 3 penales clarísimos más que tampoco observó).
Los australianos se hicieron con el control de la pelota a lo largo del primer tiempo y llegaron con cierto peligro al área rival. Por el contrario fueron los croatas quienes se encerraron en su área, no por que fuera la estrategia predefinida, sino por el acoso de su rival, que no le dejaba otra opción.
La presión australiana terminó por asfixiar a los croatas, y Dario Simic no encontró mejor idea para frenar a Cahill que agarrandoló dentro del área. El penal transformado por Craig Moore ponía a los oceánicos de vuelta en octavos, 1-1.
Pero lo mejor estaba por venir, la segunda parte fue de lo más emotivo del Mundial. Los croatas volvieron a ir con todo, pero sin perder la calma y dejándose guiar por Kranjcar y Kovac, que entraban mucho más en juego que en la primera mitad.
Finalmente la presión ejercida dio resultado, y Niko Kovac, con la tremenda ayuda de Zeljko Kalac, adelantó de nuevo (2-1) a Croacia con un inocente y lastimoso tiro lejano. El arquero suplente australiano (es inexplicable que no ataje Schwarzer) acababa de protagonizar el error más garrafal del campeonato, al menos hasta ahora.
Tras este gol, como era de esperar , el ataque australiano se convirtió en una constante. El gol otra vez parecía estar cerca. Pero no llegaba en una embarullada acción, en la que no se supo si la pelota había entrado o no, y que el árbitro resolvió señalando falta a favor de los europeos por infracción a Pletikosa. Pero finalmente se desataba el salto de alegría de los canguros. Fue tan sólo unos minutos después de aquella acción, cuando llegó el gol australiano. Apareció la gran figura Harry Kewell, que hasta el momento estaba de turismo, rematando una pelota que había sido peinada por Aloisi. De nuevo Australia se metía en octavos de final, era el 2-2.
Tras el gol, a los croatas los invadió la desesperación y los nervios se adueñaron de ellos. Y la impotencia fue toda de Dario Simic, que fue expulsado por protestar una jugada sin gran importancia.
Los últimos cinco minutos de encuentro fueron frenéticos, emotivos, electrizantes donde los acontecimientos se sucedían sin pausa. Primero la defensa australiana sacó, prácticamente bajo la línea, un pelota impulsada por Tudor. A continuación el arbitro expulsa a Emerton por doble amonestación, Australia quedaba con diez. Las fuerzas estaban equilibradas y la tensión no podía ser mayor. Croacia no se entregaba, y los centros llovían sobre el área australiana. Tras una contra heroica de los canguros, Simunic vio la segunda tarjeta amarrilla y debió ser expulsado, pero Gram Poll no se dio cuenta que ya la tenía y el partido siguió. Vergonzoso.
Croacia debía estar con nueve, pero se iba a la búsqueda del empate con diez. Aunque de nada sirvió. Finalmente no pudo llegar, por suerte para Australia y para el arbitro ingles (que no debe dirigir más en el Mundial). En el final, en medio de una confusión provocada por el arbitro, expulsó al jugador croata Simunic (tercer amarrilla que le sacaba) , cuando debió cobrar penal o gol para Australia. El ingles se lavó las manos de una manera increíble, cerrando una noche (y esperemos que su carrera)de terror.

En un partido increible, finalmente, Australia, quien sumó cuatro puntos, está en los octavos de final donde el próximo lunes enfrentarán a Italia.
En el otro partido de este grupo, Brasil con algunos suplentes venció por 4-1 a Japón, con dos tantos de Ronaldo.

Publicadas porGuido a la/s 18:02 19 comentarios

A lo Italia

Era de esos partidos mundialistas en los que no se admiten reservas. Partidos apasionantes, emotivos, de los que se deciden con unos pequeños detalles. Son los que gustan, los que se disfrutan de verdad. Ambos equipos se juegan el todo por el todo, sin cuidar nada porque el que pierde, se va para casa. Y perder, en el caso de esta Italia , sería un batacazo muy difícil de superar.
Además, el partido se presentaba interesante, la cosa parecía bastante pareja; el talento de los checos, frente al oficio, la experiencia y la entrega de los italianos.
Parecía tener mejores y más claras intenciones el cuadro que dirige el veterano Karen Bruckner, porque los de Lippi jugaban prácticamente sin Totti, desaparecido, y sin Pirlo, intrascendente. Entonces el que debió manejar el equipo, aunque no lo crea, era Genaro Gattuso, de hecho el primer remate con cierto peligro lo realizó el jugador del Milan.
Nesta, que se lesiono rápidamente, tuvo que abandonar el campo dejando paso a Marco Materazzi, un jugador que cambiaría el curso del partido nada más entrar. Desde un tiro de esquina con un inapelable cabezazo sentenció a Cech.
Materazzi, se convertía en una pieza fundamental del conjunto de Lippi. El caso es que Italia ya tenía lo que quería, ya no era obligatorio manejar la pelota, ni inquietar a Peter Cech. El desgaste debía ser de los checos. Y como todos sabemos que a la hora de defenderse, de salir a la contra, de jugar con los tiempos, no hay seleccionado que lo haga mejor que la Azzurra.
Y por si fuera poco, Polak vio la segunda amarilla por una fuerte entrada a Totti y tuvo que abandonar definitivamente el campo. A los checos les salí todo mal.
La República Checa lo seguía intentando. Como podía. Con lo que tenía.
Pero a falta de pocos minutos para el final, Inzaghi pudo resarcirse (después de errar un gol increíble) en una jugada que agarró a todo el conjunto checo volcado al ataque y que terminó con el delantero del Milán superando a Cech en un mano a mano, que el, hizo muy sencillo.
Italia, tras el primer gol de Materazzi y la expulsión de Polak, manejó con mucho oficio todos los tiempos del encuentro y pasa como primera de su grupo, el E, que cierra Ghana como segunda clasificada, tras vencer por 2 a 1 a Estados Unidos.
Así es Italia. Nunca falla cuando no hay que fallar. Por eso, siempre es candidata, por más que a muchos no le guste.

Ustedes podrán seguir todas las estadísticas de El Gran Seleccionador haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 14:04 18 comentarios

Con el freno de mano

Holanda y Argentina prescindieron de sus habituales armas y señas de identidad y no lograron cambiar el empate inicial, lo que nos deja primeros del grupo y a los europeos segundos.
Mucho respeto al rival y evitar sanciones y lesiones innecesarias. Esa pareció ser la consigna recalcada por Van Basten y Pekerman en los vestuarios de Frankfurt. Al menos a la vista de lo ofrecido por los jugadores naranjas y albicelestes sobre el campo de juego.
El encuentro nunca entretuvo, ni varió un poco su ritmo. No emocionó, ni apasionó, como quizás se esperaba. Bien al contrario, fue dominado de inicio a fin por una Argentina seria, con su habitual jerarquía sobre la cancha, pero carente del hambre y la brillantez demostradas en los dos primeros encuentros del grupo, frente a Serbia y Montenegro y Costa de Marfil. Ni con Messi y Tévez (de gran partido), que en esta ocasión jugaron de inicio. Es que la relajación los invadió, y no esta mal que la Argentina fuese así. Se clasificó primera, en el grupo de la muerte.
La nacional fue dueña de la pelota pero no terminó de generar claras ocasiones -sólo Riquelme, Maxi Rodríguez y Tévez, por dos veces, en la segunda mitad- ante una Holanda excesivamente conformista, que renunció al primer puesto del grupo C. Es así, el conjunto de Van Basten se mostró muy satisfecho con el empate y decidió no arriesgar demasiado.
Se conformaron con el empate desde el primer minuto, y ni se preocuparon por meter a Argentina en su arco, salvo en los últimos diez minutos. Y no con buen juego, sino con centros frontales que nunca pusieron en apuros al Pato Abbondanzieri, quien otra vez se mostró muy seguro.
Se empató y se quedó con el primer puesto en el grupo, el objetivo esta cumplido, ahora...por Méjico

Publicadas porGuido a la/s 04:34 14 comentarios

Están muy verdes

Es la cruda realidad. Se esperaba mucho de la selección mexicana, para algunos candidata al título.
En su debut mundialista, la selección azteca sufrió muchísimo ante Irán y pensó que se le escapaban los puntos, pero faltando un cuarto de hora reaccionó, se hizo con el partido y con los tres puntos.
En el segundo compromiso ante Angola demostró la sobrevaloración de una selección que se mostró falta de ideas y sin alternativas. Lentos en su juego y sin movilidad, los aztecas se estrellaron una y otra vez ante una Angola muy limitada.
Fue un partido muy malo el ofrecido por México en Hannover. Los aztecas, para muchos uno de los tapados de este mundial, decepcionaron con un juego plano y sin ideas.
Tan sólo en los últimos diez minutos apretó México con todo, pero no alcanzó.
Hoy, jugó un primer tiempo de terror que de no ser por el gol de Fonseca cuando estaban 2 abajo, el partido terminaba en goleada. Lo que pasó es que México salió a defenderse y se encontró un equipo con todas las luces. Pero en el segundo tiempo los Portugueses regularon y los Mejicanos se le fueron encima, y de contar con mayor suerte lo hubiesen empatado(aunque con más fuerza que fñutbol). Y eso que los de Scolari jugaban sin Costinha, Deco, Cristiano Ronaldo y Pauleta. Casi nada. Lo que no se explica es que termine mirando de reojo el partido de Angola e Irán, donde finalmente no ganaron los africanos. Con el grupo que le había tocado, debió haber estado clasificado de antemano. Pero no fue así, y paso bastantes sobresaltos para clasificar. Queda claro, que de no ser porque Angola es de los peores equipos del Mundial, la historia sería otra. Méjico se hubiese quedado afuera.
Los goles de Maniche y Simao, éste de penal, pudieron con el de Fonseca. Todo ello en el primer tiempo. Figo y Simao ejercitaron de líderes de los lusos.
La clasificación es importante, pero la duda debe invadir al pueblo mejicano, que seguro son conscientes de que aun, están muy verdes. Se nota que calidad sobra, pero ni eso alcanzá. Falta madurez sobre todo y muchas otras cosas más, para ser el día de mañana un serio candidato. Hoy no es ni la sombra de una serio aspirante al título.
Y encima ahora tienen que jugar contra Argentina...¿No esperaban más de Méjico? ¿Se despertarán a tiempo?...yo lo dudo.

Ustedes podrán seguir la tabla de posiciones de El Gran Seleccionador haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 14:13 15 comentarios

¿Queda alguna duda?

La actitud de las dos selecciones, que buscaron sin especulaciones la victoria, despejó cualquier duda sobre un posible acuerdo para que el encuentro terminara en empate.
La sospecha de un posible arreglo entre ingleses y suecos, a los que les servía el empate para estar en octavos, desvió la atención en las horas previas al partido, pero pasó a un segundo plano en cuanto la pelota se hizo presente.
Los futbolistas ingleses buscaron la victoria, sobre todo en el primer tiempo y en el tramo final del partido, y obligaron a los suecos a emplearse a fondo para no pensar en un hipotética victoria de Trinidad y Tobago (que finalmente perdió por 2 a 0).
Inglaterra, con seis puntos y con la clasificación consumada, buscaba mantener la primera posición ante Suecia, un rival que históricamente lo complica. El objetivo de ambos era conseguir la cima del Grupo B, en realidad, era evitar el cruce con Alemania en octavos de final. A los ingleses les bastaba con el empate, mientras que los suecos estaban obligados a sumar de a tres.
La alineación del equipo de Eriksson sólo tardó dos minutos en deshacerse. Owen se lastimó solo, en una acción aislada, su rodilla derecha y debió abandonar la cancha. Se temía lo peor. Pero el partido seguía. Para nada afecto a los dirigidos por Eriksson que sacaban ventaja en lo que refería a claridad y profundidad. Y pudieron plasmarlo en el resultado. Tras una jugada que parecía que se había perdido el peligro, Joe Cole recibió la pelota afuera del área, algo recostado sobre la izquierda, la paro con el pecho y le pegó de bolea, bombeado y de derecha. La pelota bajó muy rápido y sorprendió a Isaksson, quien apenas pudo rozarla. 1 a 0, y Delirio inglés.
No hubo mucho más hasta que llegó el descanso. Jugaron un interesante ida y vuelta, y el tránsito por la zona media era prácticamente nulo. Y en ese ir y venir, Inglaterra marcaba una leve diferencia.
En el comienzo del segundo tiempo, la actitud y la ambición continuaron siendo patrimonio de Inglaterra, que no se conformaba con la diferencia mínima y buscaba aumentar. Suecia, replegado en su campo, apostaba a una contra. Sin embargo, a los cinco minutos, encontró un empate. Kaellstroem envió un tiro de esquina desde la izquierda y Allback anticipó a todos en el primer palo para, de cabeza, mandar la pelota a la red. Las cosas volvían a estar como al principio.
El gol sueco levantó instantáneamente a los escandinavos y, a su vez, fue un bajón anímico para los de Eriksson. A pesar de poder conformarse con el empate y la clasificación consumada, Suecia fue por más. El partido se ponía mejor que nunca. Enseguida después de la igualdad, los dirigidos por Lagerback estuvieron a punto de marcar el segundo, una y otra vez. Suecia era una tromba e Inglaterra no hacia pie, aferrándose cada vez más a ese empate.
Eriksson decidió mandar a la cancha a Gerrard en lugar de Rooney. Y apenas pasada la media hora de la segunda parte, el jugador del Liverpool salvó la caída de su arco con un despeje en la línea tras un remate de Kaellstroem. El dominio seguía siendo de Suecia e Inglaterra esperaba.
Y así como Suecia había empatado sin merecerlo, Inglaterra también aprovechó la superioridad del rival para sentenciar. Cole envió un centro pasado desde la derecha y por atrás apareció Gerrard, para batir a Isaksson, de cabeza. Inglaterra ganaba y quebraba la historia. Sólo era cuestión de aguantar.
Pero no supo como. En el último minuto del partido, cayó un centro desde la izquierda en el área inglesa, la pelota picó una y otra vez (ante las dudas de la defensa inglesa), y nadie pudo sacarla. En última instancia, entre Larsson (el gol se lo dieron a el) y Mellberg empujaron y marcaron el empate definitivo. Fue un tiempo para cada uno. Ahora, Inglaterra deberá enfrentar a Ecuador y Alemania a Suecia en busca de los cuartos de final.
El resultado final no debe dejar lugar a ninguna duda, porque fue de lo más emotivo en lo que va del Mundial. Otra vez, ganó el fútbol.

Ustedes podrán ver en que posición se encuentran en El Gran Seleccionador haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 00:07 18 comentarios

Te golea a media maquina

No brilla, pero tampoco falla. La Alemania de Klinsmann evidenció su eficacia ante una Ecuador demasiada relajada por su clasificación a octavos.
No deleita, no. Pero su juego es muy parejo. Hoy a pesar de jugar a media maquina desplazó por goleada a una de las gratas revelaciones (que no contó con 4 de sus figuras) de este Mundial, Ecuador. Esa simplicidad, esa velocidad y letalidad, la convierten en una de las más firmes candidatas a levantar el trofeo (de no enfrentar a la Argentina). Sino, recordemos su último título conseguido, el de la Eurocopa del 96’, o su sub-campeonato en el Mundial pasado jugado en Corea-Japón. Sin brillo, sin lujos, pero de forma tremendamente efectiva.
En este sentido, hay cinco nombres que cobran una especial relevancia. Su arquero Lehmann, donde se apoya el equipo cuando las cosas no salen bien. Mertesacker, quien con sus 21 años, ya es referente de la defensa germana. Lham que es una de las grandes apariciones de esta competición. Lateral izquierdo (aunque es derecho) de gran proyección y de buena pegada. Frings (la figura hasta ahora), que es el que supervisa que todas las pelotas lleguen limpias a los dos delanteros y el que se encarga que nadie pase sobre su cadáver, para enfrentar a los férreos centrales. Klose, quien es el fiel reflejo de su equipo. Parece que no está, pero en el momento en que dispone de la más mínima oportunidad, no falla en el golpe final. Además de estos 5 pilares del conjunto local, hay uno, que es el diferente, ese que tiene que aparecer ahora, cuando más se lo necesita. Ese, es Michael Ballack. El ahora volante del Chelsea, llegó a este Mundial con algunos dolores musculares, y por el momento no mostró nada de lo que nos tiene acostumbrados. Pero si llega a aparecer este hombre, será la gran pesadilla de los equipos contrarios.
Hoy, Alemania golpeó rápidamente en el marcador. Después de que la pelota cruzó el área en dos ocasiones, Schweinsteiger la mando para adentro, mientras todos los ecuatorianos miraban, y Klose marcó el 1 a 0. Se abría el partido, y los sudamericanos debían salir a buscar el empate.
Pero nada de eso sucedió. Es más, todo lo contrario hacían los de Ecuador, que esperaban en su campo. Frings tomaba el medio y controlaba la pelota. Y encima Lahm, quien no había pasado al ataque hasta allí, empezó a subir por su lateral y complicaba con sus centro. Por momentos, los pelotazos abundaban, y Lucas Podolski seguía sin entrar en el partido (tampoco en el Mundial).
El trámite de juego durante la primera mitad, entró en un pozo, y el triunfo parcial de los de Klinsmann generó que su audacia de los primeros minutos se perdiera. Y los de Suarez no hacían nada por empatar, ni lo hicieron. Parecía que se conformaban con haber conseguido por primera vez en su historia la clasificación a octavos de final. Y no es poco, pero el afán por regular (sumado a la falta de creatividad) se apoderó de un equipo que había demostrado un interesante nivel en los dos primeros partidos.
El resultado estaba bien, y a pesar de no hacer un gran fútbol Alemania merecía ganar largamente. Y Klose aportó, otra vez, su cuota goleadora. Un pincelada de Ballack lo dejó solo frente al arquero Mora, que dudó demasiado, y el delantero no la desperdició,era el 2-0. Se la llevó con el muslo y definió con gran facilidad. Su cuarto gol en el Mundial, y la demostración de lo clave que es para su selección.
En el segunda mitad, nada cambió la forma de juego de ambas. El partido estaba cerrado, pero Alemania quería ponerle un candado al resultado. Por eso en un contragolpe comandado a la perfección, sentenció el partido. Schneider corrió por la derecha, tiró un centro preciso y dejó sólo a Podolski ante Mora, y esta vez si pudo anotarse en el marcador, el delantero del Colonia. Su primer gol en el Mundial, y encuentro más que liquidado.
Después solo quedo tiempo para que ambos técnicos empezaran a cuidar a sus jugadores y realizaron muchas variantes.
Poco y nada en los minutos finales, y todo resuelto en el partido y sobre todas las cosas, en el Grupo A. Solo resta saber el rival de cada uno.
En el otro encuentro Polonia venció a Costa Rica por 2-1.

Ustedes podrán observar la tabla de posiciones de El Gran Seleccionador haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 13:32 12 comentarios

El Reencuentro

España remontó un partido que se puso difícil con dos goles de Torres y uno de Raúl. Justo ellos, que eran los dos jugadores que más necesitaban demostrar su eficacia para reencontrarse con su gente, y lo hicieron.
España Había dejado una gran imagen en el debut y había llegado el momento de ratificarlo para meterse en octavos de final. España venció en el primer partido a Ucrania por 4-0 mostrando pasajes de buen fútbol, y llegaba a enfrentar a Túnez con el objetivo de ratificar todo lo hecho.
Pero de entrada, Túnez devolvía a la tierra e España. Ganaban los africanos 1-0 con el gol de Jaouhar Mnari a los ocho minutos del primer tiempo. Después del gol, los tunecinos se retrasaron y España se hizo con el dominio de la pelota (como todo el partido). Pero no lograba marcar el empate, y dejaba muchos espacios abajo cuando se iba al ataque. Además, estaba impreciso en la conexión con sus delanteros. Aunque es cierto, la defensa del equipo de Lemerre estaba muy atenta para marcar al Niño Torres y a Villa. Por eso, la entrada de Raúl se caía de maduro.
El primer tiempo se fue, y España comenzaba a preocuparse, ¿Fue casualidad la goleada a Ucrania? se preguntaba la gente, la segunda mitad tendría la respuesta. En el entretiempo, el técnico Aragonés hizo lo que debía: poner a Raúl en cancha. Con su ingreso y el de Cesc Fabregas, España logró la efectividad que le faltó en los primeros cuarenta y cinco minutos. Si bien los goles tardaron bastante en llegar, la Furia controló la pelota, generó las mejores chances y sin desesperarse fue en búsqueda del tan ansiado empate. Y todo ese trabajo sirvió. A los 26 minutos llegó la merecida igualdad. Fabregas remató desde afuera del área, el arquero tunecino dio un rebote corto, y apareció Raúl, quien no falló. Tan solo cinco minutos después, apareció el nuevo goleador del Mundial...Fernando Torres. Nuevamente, con Fabregas en escena, el jugador del Arsenal vio el hueco en el área y mandó un magistral pase en profundidad para Torres, que solo ante el arquero, lo eludió y marcó el 2-1. La lluviosa noche se vestía de roja.
Ya en el tiempo cumplido, Yahia tomó en el área a Torres y el árbitro cobró penal (otro más, a favor de España). Sin pegarle bien, el remate del Niño se filtró entre las piernas del arquero, era el 3-1 final. Y así, Raúl y Torres se reencontraron con el gol, y lo que es más importante, con la afición. España se encontró de vuelta con el triunfo, esta vez trabajado, que ilusiona.

Ustedes podrán fijarse que posición ubican y cuantos puntos poseen en El Gran Seleccionador tras el cierre de la segunda jornada, haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 18:46 27 comentarios

Se dejó empatar

Fue muy mala la imagen que dejó Francia en su debut frente a Suiza. Jugó mal y no supo como quebrar el cero en el arco rival. Por eso, la expectativa que generaba la presentación del equipo frente a Corea, era muy grande.
Los europeos salieron decididos a imponer condiciones. Optaban por jugar por los costados, con Wiltord y Malouda, que desbordaban y tiraban centros para el solitario Henry. Los dos jugadores del Lyon mostraron un buen criterio y una interesante movilidad. Justamente mediante ellos llegó el primer gol del partido. Antes de los 10 minutos, Francia ganaba 1 a 0. Malouda por izquierda tocó para Wiltord, que ante la marca rival remató y la pelota le quedo servida a Henry, quien no falló.
Francia continuó manejando la pelota y tuvo oportunidades para ampliar el marcador, aunque ninguna tan clara.
Esa superioridad se hubiese visto mejor reflejada en el marcador, si el árbitro del partido, el mexicano Benito Archundia veía cómo la pelota ingresaba en el arco de los asiáticos, luego de un cabezazo de Vieira, que el arquero sacó desde adentro.
Lo de Francia en el primer tiempo fue bueno, pero lo de Corea fue demasiado tibio. Sólo una oportunidad, con un centro de Chun Lee que no llegó a conectar Jae Cho. Francia fue mejor en el primer tiempo (en realidad menos peor que Corea) y se fue al descanso con una ventaja lógica por lo visto en la cancha.
La segunda parte, hasta la media hora de juego, fue de lo más flojo del Mundial. Sólo comparable con lo que ofrecieron México y Angola. Parecía que jugaban sin arcos. Francia jamás intentó liquidar el partido y Corea no sabía como llegar con riesgo.
En Francia ya estaba en cancha Ribery (de lo mejorcito), quien ingresó por Wiltord (la figura del partido), un cambio que todavía no comprendo. Desde ahí, Francia esperó un poco mas.Y así, Francia se volvió a acomodar en al campo y buscó muy tibiamente el segundo. Si bien no llegó con peligrosidad, tenía la pelota e insinuaba una mejoría. Pero quedo en eso, una insinuación.
Y quizás esa fue la clave del empate del partido, porque los galos parecía que no querían sentenciar a una desorientada Corea. Entonces a falta de 10 minutos para el final, Ahn envió un centro desde la derecha, que bajó Jae Cho y Ji Park mandó a la red tras gran esfuerzo.
Sobre el final, Francia quiso ir por la victoria, pero siguió sin inquietar demasiado al arco coreano, mostrando una vez más que es un equipo sin profundidad
Luego del empate uno imaginaba que ahora si, Domenech mandaría toda la carne al asador. Pero no, ingreso Dhorasoo (volante) por Malouda (volante) y seguía jugando con un solo delantero.
Y encima, en el último minuto, mando a la cancha a David Trezeguet por Zinedine Zidane (quien se perderá el próximo partido), pero ya no quedaba tiempo para nada. Sin dudas que el último cambio es el menos entendible, quizás, para decir que terminó jugando con dos delanteros. El 1-1 deja complicado a Francia, que cerrará su participación ante Togo; mientras que Corea, con mejor panorama, definirá su suerte con Suiza.
De no conseguir la victoria Francia, la despedida de Zidane desgraciadamente para el fútbol, será por la puerta de atrás.
Actualización: En el otro partido por este grupo, Suiza le ganó a Togo por 2 a 0.

Publicadas porGuido a la/s 23:39 24 comentarios

No le sobra nada

Igual que contra Croacia, Brasil quedó en deuda en lo futbolístico. No brilló, pero fue efectivo en el ataque. Adriano abrió la cuenta cuando el partido estaba más parejo que nunca. Después, el trámite se fue complicando y sufrieron más de lo pensado. Australia tuvo varias chances para empatar pero no estuvieron precisos en la definición, algo común en esta Copa del Mundo. En el final, con un Australia totalmente destruida, Fred puso el segundo depositando así, al scratch en los octavos de final.
Durante el partido, Ronaldinho estuvo desaparecido debido a la buena marca que impusieron los oceánicos (en gran parte gracias a Hiddink.Ronaldo estuvo demasiado lento y Kaka, no aparecía y cuando lo hacía, se mostraba muy impreciso. Y claro, si ellos no aparecen, el equipo se torna tibio y sin ideas. Por eso, Australia fue ganando en confianza y tuvo varias chances.
Pero lo mejor de Brasil se vio en el final. Parreira con dos modificaciones (Robinho y Gilberto Silva por Ronaldo y Emerson), sacó a su equipo del arco donde estaban metidos y le dio un poco de dinámica y sorpresa. Robinho estuvo muy participativo y se entendió a la perfección con Adriano, lo que sería una preocupación más para Ronaldo. Brasil ganó, pero no gustó ni goleo. Lo que sucede es que cuando las individualidades son tan desequilibrantes, un minuto de distracción te puede ser fatal. Y lo fue para los australianos.
En el otro partido correspondiente a este grupo, Croatas y Japoneses igualaron en cero.

Publicadas porGuido a la/s 15:10 18 comentarios

Contracara

El conocido como el "grupo de la muerte" a priori era el C, integrado por Holanda, Argentina, Costa de Marfil y Serbia y Montenegro. Sin embargo, el grupo E, hasta el momento, es el más emotivo y parejo de todo el Mundial.
Después de jugadas dos fechas en este grupo, se podría afirmar, que se desarrollaron algunos de los partidos más emocionantes e igualados de todo el torneo.
Durante la tarde germana, Ghana lo pasó por arriba a República Checa y se sumó a la pelea por un lugar en los octavos de final. Fue por 2-0, con goles de Gyan y Muntari, pero la diferencia pudo ser mayor: erraron un penal y el arquero Cech fue la gran figura del partido. Los africanos enfrentan a Estados Unidos en la última fecha, mientras que los europeos jugarán contra Italia.
Luego de la caída de República Checa a manos de Ghana, Italia sabía que una victoria ante Estados Unidos
sería vital para afirmarse en el grupo, y quedar con un pie en octavos.
El partido fue atrayente. Italia y Estados Unidos brindaron un espectáculo tan accidentado como dinámico.
Gilardino y Zaccardo, en propia meta, sellaron el 1-1 final. Los italianos jugaron con 10 durante una hora; los americanos, con nueve toda la segunda parte. El derroche físico que brindaron ambas selecciones, fue inútil para llevarse el triunfo.
El partido se jugó a ritmo de eliminatoria única, demostrando que Estados Unidos quiso ganarlo en todo momento, salvo, cuando a causa del desgaste físico que hicieron durante gran parte del partido, se quedaron sin piernas, y el punto les sentó bien. El partido tuvo demasiada emoción, es que, con una derrota se podrían haber despedido los estadounidenses. Y con cualquier resultado no victorioso, Italia quedaría complicada. De hecho la azzurra quedo molesta luego del partido, pero durante el mismo, parecía conformarse.
Jorge Larrionda, fue un gran participe del partido al expulsar al italiano De Rossi a los 27 minutos (por un terrible codazo) y al argentino Mastroeni (naturalizado Estadounidense), a los 44. Aunque la segunda tarjeta roja provocó inmediatamente las sospechas de compensación, algo común en estos tiempos.
Recién comenzado la segunda mitad, la entrada con los tapones de punta de Pope a Gilardino fue la tercera expulsión, por segunda amonestación al norteamericano.
Italia debió salir a buscar el partido, algo que no hizo de entrada.Del Piero sustituyó a Zaccardo. Para jugar contra nueve, 10 no necesitaban defenderse tanto, supuestamente. Así, tras las expulsiones, Italia, al fin se volcó de lleno al ataque. No le quedaba otra. Estados Unidos seguía bien, su defensa se mostraba adelantada (muy buena visión de Bruce Arena) para forzar situaciones de fuera de juego y crear algunos contraataques.
Los volantes ni la tocaban y se jugaba directamente de los defensores a los delanteros. No había tiempo que perder. Quemaba la pelota, y el tiempo se iba. Y el tiempo se les fue, pero por hoy. Porque seguirán luchando, debido a que en el Grupo E no hay nada defidido. Italia es el lider, pero debe medirse a los checos; Ghana y los estadounidenses, afrontarán el otro choque decisivo. Todos ellos, con posibilidades de pasar a octavos de final. Sin dudas que estamos ante el mejor grupo del mundial, si es el de la Muerte o no, queda en ustedes. Lo que sí, por ganas y juego, merecerían pasar los cuatro.
Ustedes dirán ¿Por que contracara?. Es que en el grupo D, Portugal venció hoy por 2-0 a Irán, y Méjico empató 0-0 ayer ante Angola, en lo que es, la otra realidad del fútbol de hoy (esa que cada vez es más frecuente), donde , reina la mezquindad y la especulación. El análisis de este grupo lo decidí pasar por alto, por el simple hecho que sería una falta de repeto para selecciones como Ghana, Italia (aunque quizás el que menos arriesgue), Estados Unidos y Rep.Checa que le ponen emoción y brindan todo por un lugar en los octavos de final.

Publicadas porGuido a la/s 20:13 20 comentarios

Juego Bonito

Después de esta victoria demostramos donde se ve el verdadero Juego Bonito, donde esta esa habilidad, ese potrero, esa unión en la cancha, en definitiva, el fútbol que le gusta a la gente.Es que el equipo hoy levantó ovaciones, invitó a aplaudir jugadas, a premiar tacos y gambetas. Antes los brasileros eran reconocidos por su Jogo Bonito, ese estilo de juego que hoy, hicimos propio en tierra germana.
En el arranque Argentina aprovechaba las proyecciones de Sorin por la izquierda e intentaba ganar de arriba, pero la defensa serbia devolvía todo de cabeza. En ataque, los europeos presionaban y Milosevic se tiraba unos metros más atrás para colaborar con la línea de volantes.
Pero el seleccionado nacional como contra Costa de Marfil, pegó en la primer llegada clara. El negocio estaba por la izquierda, y Saviola se avivó: recibió luego de una buena jugada colectiva, encaró, tocó hacia el medio y encontró a Maxi Rodríguez al vacío. El volante anticipó el cruce de Dudic y la punteó de derecha, poniéndola en el segundo palo, lejos del alcance del arquero Jevric. Un gol para pisar fuerte en Gelserkinchen. Trató de reaccionar Serbia y Montenegro, pero la Selección estaba firme en defensa. La complicación, sin embargo, estaba en el centro de la cancha, Lucho González sintió una molestia y tuvo que ser reemplazado por Cambiasso (tanto trabajar en la semana...).
El volante del Inter llamativamente se ubicó en la derecha, mientras que Maxi conservó su posición por la izquierda, ya que estaba imparable por esa banda
Llegando a la mitad de la etapa inicial, el trámite era parejo. Los serbiosmontenegrinos no sabían cómo llegar al área argentina, y la Selección había perdido la manija del partido. Riquelme no aparecía, entonces Crespo y Saviola debían retroceder unos metros. Después de tanto toqueteo, Saviola (el mejor del primer tiempo) armó una jugada bárbara pasando de izquierda a derecha, combinó con Sorin y Riquelme hasta encontrar a Cambiasso, quien tocó con Crespo, este arrastró la marca y, con un taco lujoso, la dejó servida para que el volante del Inter definiera con potencia. Tremendo gol. Era 2-0.
Pero no era suficiente, Saviola robó la pelota por la derecha, dejó en el camino a Dudic y le pegó buscando el segundo palo. Jevric tapó, pero dio rebote, y ahí estaba de vuelta...Maxi Rodríguez quien definió ante el cruce de Duljaj. Argentina se ponía 3-0 arriba, en un primer tiempo más que alentador.
Serbia y Montenegro volvió decidido a cambiar la historia en el comienzo del complemento, el técnico se la jugaba con los cambios, y estaba todo dado para que Argentina lo liquidara de contra., algo que también hacen los equipos de José Pekerman.
Pekerman le hizo caso al pueblo y sacó a Saviola, de gran actuación, y puso en su lugar a Tevez. El jugador del Corinthians entró y enseguida dejó en claro que se moría por demostrar todo lo que puede darle a este equipo.
Encima, para mal de los balcánicos se quedaron con uno menos a los 20, cuando Kezman vio la roja tras una dura infracción.
Pero quedaba mucho por ver. A falta de 15 minutos para el final. Pekerman puso en cancha a Messi. Y tres minutos más tarde estaba desbordando por la izquierda y mandando un centro para que Crespo la empujara sobre la línea.
Faltaba más, Tevez(quien merece ser titular)se mandó por la izquierda, tiró un caño, trabó con Duljaj y se llevó la pelota de puro guapo. El último obstáculo era el arquero, al que le definió al segundo palo y marcó el 5-0.Y para redondear una espectacular actuación, faltaba el gol de la máxima promesa, Lionel Messi. Tevez se junto con Crespo y la puso en cortada para que el Lio cruzara el derechazo y sentenciará el 6-0 definitivo. Un triunfo categórico estaba consumado. Argentina ganó, gustó y goleó.
El estilo de Juego Bonito lo hicimos propio y ahora la presión es para Brasil quien deberá demostrar de vuelta el estilo de juego que alguna vez tuvo, por ahora, nos lo apropiamos nosotros.
Ahora,algunos podrán decir que no se ha conseguido nada y que falta mucho, pero quien nos saca esta alegría...¿Cómo no nos vamos a entusiasmar con un 6-0? Seríamos unos inconformes.
Actualización: En el otro partido de este grupo, Holanda superó a Costa de Marfil por 2 a 1, dejando afuera del mundial a los africanos.

Publicadas porGuido a la/s 12:38 38 comentarios

Verdugo

Otra vez. Un año más Suecia deja afuera a un país sudamericano. En el último mundial tras un golazo de Svensson (que feo volver a nombrarlo) eliminó a la Argentina. Y hoy, con un gol de Ljunberg despachó a una mezquina Paraguay.
La selección guarani aguantó con oficio durante 88 minutos. Atacando con cuentagotas y sin apenas peligro -no menos peligro que Suecia- se defendieron con uñas y dientes a lo largo del partido. El tiempo pasaba en Berlín y el empate no le servía a ninguno de los dos. El trámite era muy parejo y, de cara al final, ambos equipos comenzaban a cuidarse un poco más. Las situaciones eran escasas y la tensión era cada vez mayor.
Ante una Paraguay que hizo todo lo que no tenía que hacer, los suecos se desesperaban por su escasa puntería.
Como contra Trinidad y Tobago, los nórdicos se estrellaron una y otra vez contra su falta de acierto ante un rival que redujo su ataque a remates de media y larga distancia. Pero, cuando ya nadie lo esperaba, apareció Ljungberg desde atrás para tirar abajo todo el trabajo defensivo guaraní y resucitar a Suecia en el último suspiro, 1 a 0.
Suecia sigue con vida, y pone un pie en octavos de final y, encima de todo, deja afuera del Mundial a Paraguay.
Parece que Suecia se plantea nada más eliminar a selecciones sudamericanas, ahora...su objetivo ya esta cumplido.
En el otro encuentro de este grupo, Inglaterra venció a Trinidad y Tobago por 2 a 0, con tantos de Gerrard y Crouch.

Ustedes podrán seguir todas las estadísticas del Juego del Mundial haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 17:57 14 comentarios

A esta Altura que importa

Los ecuatorianos demostraron que a nivel del mar también son rivales a tener en cuenta, el viernes pasado vencieron a Polonia y hace instantes despacharon a Costa Rica con un contundente 3 a 0, lo que lo deposita en octavos de final a falta de un partido.
Ecuador es la primera revelación del Mundial de Alemania de 2006, y ha conseguido ser ya la segunda selección clasificada para los octavos de final, junto a la anfitriona y próxima rival Alemania, donde estará en juego el primer puesto del grupo.
Quedo claro que el buen juego de los ecuatorianos no se trata de una racha, sino de un trabajo en equipo y en bloque muy consolidado desde hace ya mucho tiempo, y hoy lo ha demostrado en Hamburgo, y no en la altura como habitualmente solía hacer en las eliminatorias pasadas.
Con la potencia de sus delanteros y sobre todo un gran juego colectivo, los ecuatorianos arrasaron al equipo de Guimaraes. Carlos Tenorio, Agustín Delgado e Iván Kaviedes hicieron los goles.Lo que tiene esta selección de Ecuador es que a pesar del gol, fiel a su estilo, no se atrinchera atrás, sino que sigue manejando la pelota con criterio, tratando de buscar la oportunidad para sentenciar el partido. Suelta muy bien a sus laterales, no arriesga en el fondo, tiene un arquero seguro y se muestra contundente de tres cuartos de cancha para adelante.
Aunque en realidad el grupo que les ha tocado es de lo más débil de esta competición, creo que muchos esperabamos más de Polonia y Costa Rica, que dejaron una paupérrima imagen.
Festeja Ecuador y bien merecido lo tiene. Orden, seriedad, coraje y mucho compromiso lo llevaron donde está, ahí arriba, codeándose con Alemania, uno de los candidatos al título. Ahora, encarará el próximo partido con mucha tranquilidad, sabiendo que en caso de un empate terminará como líder del Grupo A. El pase a cuartos no será nada fácil, pero a esta altura que importa. Ya habrá tiempo para pensar en el posible rival. Por ahora, Ecuador sueña, y de lo lindo.

Como bien me anticipó Dario, el administrador de este blog , Ecuador pasó a los octavos de final.

Publicadas porGuido a la/s 12:14 14 comentarios

Y el tiro del final te va a salir...

Un gol en el descuento hizo justicia en Dortmund. Neuville, tras un gran centro de Odonkor, le dio la victoria agónica a Alemania sobre Polonia (1-0) en la segunda jornada de un Grupo A en el que los anfitriones, con dos victorias, prácticamente tienen asegurada su presencia en los octavos de final, mientras que Polonia se queda virtualmente eliminada del Mundial tras perder los dos primeros partidos.
Alemania se plantó en campo rival a lo largo de todo el partido e intentó ganar en todoo momento el mediocampo. Casi siempre lo logró, fundamentalmente porque Polonia, si bien necesitaba imperiosamente sumar de a tres, tomó una actitud algo especulativa. Algo reprochable quizás, pero claro, jugaba contra una potencia y encima en condición de visitante. El correr de los minutos emparejaba el trámite.
En el primer tiempo las chances más claras de gol las tuvo el equipo de Klinsmann, a pesar de que fueron pocas las mismas y el partido era muy friccionado, estuvo a punto de marcar, pero el buen arquero polaco lo impedía una y otra vez, merecía largamente el triunfo. A ambos les costaba mucho crear peligro y sufrían la falta de profundidad. De todas maneras, a base de lucha y entrega, protagonizaban un choque entretenido.
En la segunda mitad se mantuvo el ritmo. Alemania, con la pelota. Polonia, en su campo y a la espera del momento ideal para salir de contraataque. Pero los minutos pasaban rápido, y Alemania se desesperaba.
Boruk se siguió luciendo, casi siempre ante Klose, quien remató varias veces pero no pudo convertir. Quedaba muy poco y Polonia se quedaba con uno menos tras una infantil infracción de Sobolewski. Con uno más, Alemania iba con todo por la victoria y Polonia aguantaba el empate como podía.
Y tanto fueron los de Klinsmann que entraron su merecido. En el descuento, el estadio de Dortmund gozo de lo lindo. Odonkor desbordó por derecha y envió un centro bajo y por el medio apareció Neuville, quien le ganó a todos, se arrojó contra la pelota y la mandó a la red. Después de tanto sufrimiento, el desahogo.

Ustedes podrán ver que posición ubican y cuantos puntos poseen hasta ahora en la primer jornada del Juego del Mundial haciendo click acá.

Publicadas porGuido a la/s 22:31 16 comentarios